Convivencia ciudadana y educación

I ntroducción

Una de las inquietudes principales, que aqueja, y de las más frecuentemente explícitadas, tanto por la ciudadanías como por prácticamente todos los candidatos, es la inseguridad, que no va por separado del tema educación, ni del tema convivencia, ni del asunto de las viviendas, de los ingresos en los hogares, y que, tampoco es un asunto independiente a la violencia doméstica, ni demás conflictos en relación al seno familiar. Evidentemente que nunca podemos ver esto en forma integral, ya que estamos acostumbrados a ver las cosas en compartimentos estancos.
El presente proyecto, a diferencia de las grandes propuestas que se consideran por parte de los pol√≠ticos, no apuesta a la competencia de una cartera ni de un Ente estatal, sino que, evidentemente que implica pol√≠ticas y accionar de todo el poder del Estado. El presente proyecto est√° en relaci√≥n directa con los proyectos sobre seguridad en las v√≠a p√ļblica, as√≠ como con las pol√≠ticas p√ļblicas al respecto, todo lo cual se relaciona con el c√≥digo de faltas que obviamente se ha desestimado en estos tiempos. Tambi√©n, debe tenerse en consideraci√≥n la necesidad de ingerencia del Estado en asuntos, no solo del √°mbito p√ļblico, sino, en relaci√≥n a asuntos de √°mbitos privados e incluso √≠ntimos. Aunque parezca algo extremo, sin embargo, el Estado tiene ingerencia en asuntos privados de √≠ndole financieros (bancarizacion por ejemplo), as√≠ como en situaciones extremas, se ingresa a las casas en forma impuesta y por orden judicial (allanamientos). Sin embargo, aqu√≠, no estamos proponiendo nada de esto, sino, la b√ļsqueda de todas las formas posibles (presencial, telef√≥nica o v√≠a correos, etc√©tera) de entablar v√≠nculos por parte de los profesionales (asistentes sociales y psic√≥logos) con los tutores de los ni√Īos y j√≥venes.
Como bien es sabido, estos, los ni√Īos y adolescentes son los futuros padres y futuros adultos que forjaran el futuro de nuestro pa√≠s, y, debemos comenzar cuanto antes a revertir la realidad imperante, en la que, los que hoy est√°n teniendo mayor influencia son los delincuentes, quienes imponen sus drogas, as√≠ como otro tipo de influencias nefastas.
Se deben agotar las v√≠as para recuperar las presencia de las personas ‚Äúde bien‚ÄĚ, que aporten las v√≠as para que, progresivamente se logre que, las buenas costumbres, los buenos h√°bitos y los c√≥digos y valores hacia el logro de ciudadanos de convivencia sana, arm√≥nica y de bien sea lo que domine.
La verdadera educación a la que debemos apelar no es exclusiva en absoluto la que surge de las instituciones educativas, sino que depende en gran medida de lo que es el seno del hogar y la vida vincular, con los pares. Lo que ocurre en las calles.
En la medida que se puedas tener intervención progresiva en estos ámbitos, se estaría logrando la prevención de distinto tipo de manifestaciones en relación a la violencia que está aquí presente. Violencia que, lamentablemente se va manifestando en forma cada vez más intensa a nivel doméstico e intrafamiliar.
Por lo tanto, para poder entender, y para poder llevar a cabo este proyecto, deber√≠an considerarse los otros proyectos complementarios ( a) c√≥digos de faltas aplicado en la v√≠a p√ļblica y en las interacciones sociales y b) proyecto de seguridad)
Debemos tener en cuenta que de ninguna manera la prevención se agota en las instituciones educativas.
El presente proyecto, por razones obvias, debe ser considerado transgresor a lo que tiene que ver con las formas convencionales de considerar las normas, las pol√≠ticas p√ļblicas y sus ejecuciones, siendo necesario la articulaci√≥n de los entes p√ļblicos y las carteras, con competencia en la tem√°tica.
O sea, y obviamente sin considerar las diferencias de oportunidades, los estudiantes idóneos para cada profesión siempre han sido los que han podido sortear proporcionalmente con mayor éxito las dificultades en cada carrera. Y, parece lógico que ocurra acá y no dando lugar a desempleados luego de haber dedicado gran parte de las vidas a las formación de cada carrera. Y sin embargo en esta época de que todo vale eso se desvirtuó para, desde nuestra perspectiva, perjudicar a todos.

Diagnóstico

Cada pocos días escuchamos , lo mismo que todos sabemos que está ocurriendo en las en los diferentes ámbitos respecto a la violencia frente a otras autoridades (policías e incluso, aunque no se repitió se intentó acceder a depreciado del ejército en procura de armas). Obviamente que todo esto junto con el resto de los de las manifestaciones de la violencia en la ciudadanía, tienen relación directa con las características de las familias que hoy dominan nuestra sociedad. La metamorfosis de la familia nuclear clásica, con familias monoparentales, familias ampliadas y tantas otras manifestaciones variables en las conformaciones de las familias, no se dan de forma aislada, sino que dan siempre cuenta de repercusiones en las características de las convivencias de los ciudadanos en determinada cultura.
Se debe hacer hincapié en las políticas preventivas respecto a estas problemáticas y evidentemente que los resultados son muy diferentes si el diagnóstico es precoz.
Solemos escuchar permanentemente diagn√≥sticos y sin embargo, toda evaluaci√≥n que vaya asociada a un esp√≠ritu de reforma constructiva, deberia ir asociada a una forma o proposicion que contemple las v√≠as para su mejora u optimizaci√≥n. Obviamente que, si tenemos en cuenta lo que afirmabamos l√≠neas arriba, muchos proyectos implican una puesta al d√≠a de las integraci√≥n de todos los poderes que les compete al Estado, y, este parece ser un ejemplo ic√≥nico, desde el momento que implica reformas: 1) en la seguridad: aplicaci√≥n del c√≥digo de faltas, 2) en el sistema educativo cl√°sico: incorporar psic√≥logos y asistentes sociales en cada instituci√≥n educativa p√ļblica, 3) en la educaci√≥n b√°sica, inicial, central, pilar de la educaci√≥n del ser: colaborar con cada seno familiar que lo requiera (implica necesariamente nexos entre las instituciones educativas y los hogares de los que provienen los estudiantes).

El porcentaje de ni√Īos y de j√≥venes que se est√°n criando en niveles de pobreza est√°n alcanzando al 50% en nuestro pa√≠s. El 40% en niveles de alta vulnerabilidad. Menos del 2% termina el liceo en la actualidad.
La mitad de los ni√Īos nacen en situaci√≥n de pobreza y, solo 19 de cada 100 ni√Īos terminan la escuela.

Evidentemente que, los factores que intervienen en los resultados aqu√≠ planteados, son m√ļltiples, y hacia la reducci√≥n de los mismos se debe trabajar.
A saber: 1) carencias afectivas: el psic√≥logo es el profesional id√≥neo en trabajar con pacientes que acuden a d√≠as consultas siempre presentando unas carencias afectivas subyacente. El psic√≥logo debe trabajar junto con el asistente social en la cohesi√≥n familiar y con la red proximal primaria y la secundaria, o sea con los v√≠nculos m√°s allegados, amistades profundas y familiares directos y los restantes; 2) Falta de est√≠mulo: es un com√ļn denominador que, en los n√ļcleos familiares de los que provienen ni√Īos y adolescentes, se observa o baja o es pr√°cticamente nulo el est√≠mulo familiar para potenciar el inter√©s por la educaci√≥n y la formaci√≥n. Las necesidades b√°sicas insatisfechas, as√≠ como la falta de experiencias de los progenitores en la vida profesional y/o acad√©mica resultan en falta de referentes en tal sentido; 3) Violencia familiar: muchos de los ni√Īos y j√≥venes que terminan desertando o que directamente ni siquiera comienzan los estudios provienen de familias en las que la violencia es moneda corriente; 4) Problemas econ√≥micos: cuando la etapa de la primera infancia y cuando a√ļn se est√° desarrollando el sistema nervioso central (el desarrollo cognitivo), las carencias econ√≥micas llevan a conflictos intrafamiliares, a carencias nutricionales y a p√©rdida de est√≠mulos; 5) problemas habitacionales: muchos de los ni√Īos y j√≥venes que desertan de la educaci√≥n provienen de familias ampliadas y/o de situaciones habitacionales precarias; 6) Problemas de acceso: cuando se habla de el primer nivel de salud, de debe tener en cuenta el acceso a los centros de salud y, sin embargo, esto muchas veces cuando se trata de sistemas educativos, se prescinde, se olvida que esto termina muchas veces siendo algo central tambi√©n. Estamos hablando de que obviamente que quienes provienen de lugares que f√°cilmente se tornan anegados por las lluvias, zonas de barriales, lugares en los que hay grandes distancias para acceder al transporte p√ļblico tambi√©n hay que tenerlo en consideraci√≥n.

Propuesta

Cada institución educativa debera contar con psicólogo y asistente social, que deben formar parte de la institución, articulando los saberes con los directores, administrativos, adscriptos, profesores, etcétera. Deberán ejercer un rol activo en la prevención de la deserción educativa, para lo cual deberán tener un vínculo directo y permanente con los hogares, dando prioridad a los indicadores de irregularidades: a) conductas dentro y fuera del aula, b) rendimiento, c) faltas con o sin justificación

Los profesionales, tanto Psicólogos como Asistentes sociales, trabajarán en sistema de turnos en cada institución educativa y tendrán diferentes tipos de estrategias para llevar a cabo su labor. Labor que tendrá como principal objetivo el mantener en forma sistemática el vínculo para con las familias de dónde proceden los estudiantes. Cómo planteábamos anteriormente, se podrán emplear fundamentalmente la comunicación telefónica, tal vez en asuntos a mediano y largo plazo y si es viable los correos, pero el principal método a implementar es el presencial. O sea que los profesionales deberán ir directamente a los hogares en los que surgen indicadores de los antes mencionados, con la finalidad de intervenir lo antes posible en el procurar lograr solucionar las causas de los conflictos o inconvenientes acaecidos. Resulta fundamental que el diagnóstico se haga lo antes posible, y que se tenga siempre, como prioridad la prevención más que esperar a que ocurren los hechos.

Indicadores

En relaci√≥n a los objetivos planteados en el presente proyecto, es de esperarse resultados a corto, mediano y largo plazo, que ser√°n cotejados en primera instancia, en funci√≥n de los indicadores de los porcentajes de inserci√≥n de ni√Īos y adolescentes en las instituciones educativas por un lado, y en cuanto al porcentaje de deserci√≥n de estos al cabo de las finalizaci√≥n de cada a√Īo de aplicaci√≥n de las pol√≠ticas p√ļblicas aqu√≠ planteadas.

Institucionalidad

Implica la reforma educativa que, los diferentes indicadores y métodos diagnósticos aluden. Implica una reformas de la Concepción de Estado que manejamos, y una integración de los diferentes actores: ministerio de desarrollo, ministerio del interior, ministerio de educación y cultura que a la vez debe estar conectado o formando parte del ministerio de deportes, el de planeamiento,

Financiamiento

Si en principio se considera la posibilidad de un psic√≥logo y un asistente social por instituci√≥n se estar√≠a dejando de lado la relaci√≥n entre profesional y n√ļmero de estudiantes por lo tanto hay detalles que han de ser cotejados desde las instituciones del Estado de todas formas en principio considerando que en gran parte o en la mayor√≠a de las instituciones puede hacer suficiente la presencia de un profesional de cada una de las disciplinas y considerando que es de central importancia incorporar estas tareas aqu√≠ explicitadas en temprana edad de El estudiante o el ni√Īo en las instituciones educativas
De acuerdo a esto podría ser implementado una distribución de las tareas de cada profesional en zonas de acuerdo también a la distribución de las instituciones educativas ya que en principio puede considerarse que el rol puede cumplirse al menos en dos turnos de los ya existentes en los mencionados lugares

Debemos aclarar algo que es central en el entendido del concepto de eficiencia en la educaci√≥n y en definitiva, resulta en un dato que se relaciona directamente con la eficacia de las pol√≠ticas p√ļblicas aplicadas en tal fin: cuando no se han mejorado los niveles educativos pero a la vez, se ha duplicado la inversi√≥n en el sector, resulta en una gesti√≥n doblemente fracasada.

Cerca de 1% del PBI significa el dinero suficiente más de 60.000 profesionales a un salario mensual de u$s 1000, que podría ser acorde a la propuesta de una carga horaria diaria de 4 a 5 horas.
De otra manera podr√≠amos decir que con lo que se gasta hoy en cuatro alumnos env√≠o del sistema educativo p√ļblico est√° pago el salario de un profesional, lo que implica que, con muy poco que se mejore la eficiencia de la educaci√≥n, ya surge de eso el salario de los profesionales. Pero, lo principal y es lo que obviamente se pretende y resulta en el provisto logro es en la disminuci√≥n en la deserci√≥n, disminuci√≥n en el ouvrage de Los"ni ni" de la ciudadan√≠a, y de esto, y en consecuencia, las f√≠sico del porcentaje de ni√Īos y adolescentes que caen en las drogodependencias, y la disminuci√≥n de la delincuencia con los gastos terribles que acarrea a toda comunidad.

Propongo enviar, si me diera el tiempo un proyecto que diría, y como lo alude este texto, en lo personal me resulta muy alentador respecto a lo que tiene que ver con medidas a llevar a cabo sin grandes modificaciones en los recursos destinados a seguridad y que, desde mi perspectiva termina siendo la vida regia en la forma de comenzar a encarar globalmente y en forma radical las principales líneas de origen de los diferentes modalidades de violencia en la sociedad. Como bien lo había planeado anteriormente a alguno de los mails enviados por parte de los colaboradores de la página, aunque tengo facilidad para plasmar en las hoja las ideas, cuento con muy poco tiempo por lo que, si fuera posible, por WhatsApp les enviaría audios y si alguno de ustedes lo pudiera escribir se los agradecería y facilitaría llegar en tiempo y forma.
Saludos