Intervenciones mediadas por padres para niños con desafíos en el Neurodesarrollo (TEA, TDAH, TEL)

INTRODUCCIÓN

Los Trastornos del Neurodesarrollo son alteraciones del desarrollo del Sistema Nervioso Central y que resultan en la afectación de la habilidad para recibir, procesar, almacenar y responder a la información que llega tanto del exterior como del propio cuerpo. Dentro de esta categoría se incluye a la población infantil con autismo, déficit atencional, trastorno del lenguaje, entre otros.

La mejoría de la calidad de vida, la inclusión educativa, social y laboral de estas personas requiere de múltiples apoyos desde la primera infancia y a lo largo de la vida.

Actualmente los sistemas de salud de los distintos países, incluido el nuestro, no cubren la demanda de tratamientos que este grupo de personas necesita debido a que la cantidad de profesionales especializados no alcanza. Es por ello que es de fundamental importancia incluir a los padres como parte de la solución. Son ellos los que pueden aumentar exponencialmente los beneficios de los tratamientos y brindar apoyos de calidad en gran parte de la vida de sus hijos.

DIAGNÓSTICO

En Uruguay no se cuenta con una cifra global de los niños y niñas que padecen alguno o varios de estos trastornos, pero la OMS (organización mundial de la salud) nos avisa de que la prevalencia mundial de autismo es de 1 cada 160 niños por lo que se podría decir que en nuestro país nacen por año 250 niños con autismo. Si a esta cifra le agregamos la prevalencia de los demás trastornos, la cifra puede ser alarmante.

La población infantil y principalmente la primera infancia, es la que requiere de mayores tratamientos debido a que es en ese período del desarrollo donde el sistema nervioso debe ser estimulado para obtener los mejores resultados a largo plazo. Los tratamientos más aceptados son aquellos que se adaptan al perfil de funcionamiento de cada niño el cual puede incluir: intervenciones conductuales, relacionales, biomédicos, terapia ocupacional, psicomotricidad, psicopedagógico, fonoaudiológicos, con drogas, etc.

Los tratamientos que se utilizan implican la especialización del profesional tratante por lo reduce aún más la oferta de profesionales.

PROPUESTA

La propuesta consiste en formar un equipo de profesionales especializado que se encargue de capacitar a los padres en lo que sería el modelo de intervención mediada por padres. Este modelo requiere de la trasmisión a los padres de herramientas específicas que le permitan a la familia estimular y desarrollar habilidades en sus hijos.

La OMS, junto con Autism Speaks ha diseñado una intervención mediada por padres llamada PST, sigla en inglés que se traduce como entrenamiento en habilidades parentales. El programa ofrece capacitación a padres de niños de 2 a 9 años que tienen retraso o dificultades en su desarrollo, especialmente en comunidades de bajos recursos. Aunque el programa está destinado a capacitar padres de niños con TEA, no es específico para TEA.

INDICADORES

Debido a que la OMS continúa en fase experimental del modelo, las investigaciones de resultados aún son pocas pero ya se cuenta con tres indicadores que dan cuenta de lo beneficioso que sería contar con este modelo de intervención.

Los indicadores actuales son:

  • Desarrollo de la atención compartida.
  • Mejora en el desarrollo de la comprensión del lenguaje.
  • Reducción de la gravedad del diagnóstico.

INSTITUCIONALIDAD

El organismo que ya cuenta con la infraestructura y recursos necesarios para implantar y desarrollar este programa es el MSP (Ministerio de Salud Pública).

FINANCIAMIENTO

El financiamiento se puede realizar a través de FONASA (Fondo Nacional de Salud).

FUENTES

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1695403317304174

https://www.cochrane.org/es/CD009774/intervencion-temprana-administrada-por-los-padres-para-ninos-pequenos-con-trastornos-del-espectro

https://www.who.int/mental_health/mhgap/es/

http://www.unidadteauruguay.org/?pag=Mjc=